Tips para el primer viaje largo con bebé

Tips para el primer viaje largo con bebé

Si algo vienen a cambiar los bebés son la facilidad para viajar, y les confieso que uno siempre tiene miedo a estas primeras experiencias porque siempre queremos que nuestros bebés estén bien, que no estén cansados, ni con hambre ni aburridos, por lo que un viaje largo se convierte en algo impensable. Nuestro más reciente viaje a Europa surgió muy espontáneamente, estábamos una noche Rob y yo en la sala, ya Emi dormidita y le dije: “Qué rico ir a Madrid, ¿por qué no nos vamos?”

Rob y yo solíamos viajar mucho y de repente pensé, la verdad que Emi se adapta súper bien a casi todo, qué rico retomar algo que tanto disfrutamos sin miedo a lo que pueda pasar. Una de ustedes me preguntó si ahora sabiendo lo que es, ¿lo hubiese hecho antes? Y la respuesta es 1000 veces sí <3 Disfrutamos tanto esa semana solos los 3 de viaje. Debo admitir que no estábamos solos solos, mi amiga Alexia la increíble fotógrafa y su esposo Vinicio viven en Madrid con su preciosa hija Amaia quien es solo unas semanas menor que Emi, esto debo decir que facilitó muchas cosas del viaje. Siempre ayudan los tips de locales en una ciudad, y por supuesto de quiénes ya han hecho ese viaje con bebé tantas veces.

No voy a decir que no hubo momentos difíciles, empezando por el avión, 10 horas de vuelo con una bebé de 1 año y 4 meses se las trae, sí es algo que no haría sola. Luego por el jet lag, no solo para uno sino para bebé, cómo se adaptan al nuevo horario y por supuesto las comidas. Voy a dividirlo por partes para contestar las dudas que me compartieron por stories.

El Avión

Tips para el primer viaje largo con bebé

Esta era una de las partes más estresantes, ya que Emi no es una bebé que se duerme fácil. Lo bueno es que el vuelo de San José a Madrid sale a las 4:00 p.m. entonces pronto es hora de dormir. Como ya les he contado, Emi no llora en el avión, llora si tiene hambre o sueño, pero por estar en el avión no. Aquí les comparto algunos tips:

Tip #1 SIEMPRE lleven comida para bebé en el avión. Nosotros en Iberia pedimos comida para bebé y lo que nos dieron (para cenar y desayunar) fue un banano y Gerber. Eso a Emi se le quedaría en una muela (si tuviera). Ya Emi come casi de todo por lo que compartimos las cenas y desayunos con ella. A la vuelta nos dieron 1 Gerber para todo el vuelo, por supuesto íbamos preparados con snacks y compartimos comida de nuevo.

Tip #2 traten de hacer la rutina para dormir si pueden. Obviamente esto puede ser difícil en un avión, por ejemplo Emi se baña todas las noches antes de dormir, después de cenar, pero lo que hice fue hacerle el masajito con aceite, ponerle aceite de lavanda en las plantas de los pies como siempre, le puse la pijama para que entendiera que era hora de dormir. Costó un poco que se durmiera pero al final durmió al menos unas 5 horas en el vuelo.

Tip #3 El entretenimiento es CLAVE. A Emi le llevamos plasticina con moldes, una libretita con crayolas para pintar y un sello de Minnie que nos dieron convenientemente en una fiesta ese mismo sábado (gracias tía Fabs :*). El screentime también es inevitable, a Emi le encanta ver fotos y videos de ella en nuestros celulares.

Tips para el primer viaje largo con bebé

Tip #4 Que la siesta del día del vuelo no sea muy larga. Este tip me lo compartió Alexia, la idea es que en el vuelo estén cansados para que quieran dormir. Emi suele dormir 1 hora y media de siesta o a veces 2 horas y ese día fuimos a la fiesta y durmió 1 hora de siesta antes de que saliéramos.

Tip #5: Lleven en su carry-on (yo soy full team carry-on aunque lleve maleta grande, ¿se imaginan que les pierdan la maleta y ustedes con bebé?) ropa extra para ustedes y bebé, bastantes pañales una cobijita por si se pone muy frío el avión y por supuesto wipes para ellos y para limpiar absolutamente TODO.

Al llegar a su destino Tip #6 Siempre pidan que la empresa del lugar donde se hospedan los recoja en el aeropuerto. Como les dije en mis stories, imagínense llegar después de un vuelo tan largo con bebé, con maletas y coche, exhaustos, primero a buscar y descifrar el transporte y luego adivinar la ubicación exacta de dónde se quedan :/ Mejor vayan a la segura y dejen que otra persona se encarge de transportarlos a su destino.

Sobre el Cambio de horario

Esta fue de las cosas más retadoras, los primeros 3 días Emi se despertaba a las 2:00 a.m. a jugar :/ El primer día no se quiso dormir hasta las 5:00 a.m. El Gravol a nosotros no nos sirvió tanto, al final no usamos Melatonina y lo que más nos ayudó (Tip #7) fueron las siestas durante el día. Emi hacía una siesta de una hora a la 1 de la tarde (después del brunch) y luego otra vez a las 8:00 p.m. (sí así como lo leen) para aguantar hasta las 11:00 p.m. que nos dormíamos y se despertaba a las 9:00 a.m. lo cuál para vacaciones está perfecto. Les recomiendo mucha paciencia y fe en que bebé se va a adaptar, ojalá que durante el día estén bien activos, que caminen, que les pegue un poco de sol para que se ajusten mejor.

Al regreso (por lo menos en nuestro caso), el vuelo es bastante más retador ya que sale a las 11:30 a.m. dura 10 horas y llegás a San José a las 2:00 p.m. por lo que el día se hace eteeerno y llegar a dormir es terrible idea porque no te ajustás al horario de nuevo. Nosotros lo que hicimos fue de nuevo, Tip #8 jugar con las siestas. Emi durmió 3 horas al inicio del vuelo y luego 1 hora y media al final para llegar con fuerzas a la “segunda mitad del día”. Así aguantó hasta las 8:00 p.m. y durmió toda la noche 😉

Sobre las comidas

Nosotros nos quedamos en un Airbnb en Madrid y luego en Lisboa nos quedamos en un hotel que tenía cocina en el cuarto lo cuál facilitaba la lavada de chupones, esterilizarlos y prepararle algo rápido para comer si era necesario.

Tip #9 Siempre viajamos con su cerealito y por supuesto su fórmula, para no preocuparnos por llegar y no encontrarla y para resolver con un cereal si nos atrasamos para salir a desayunar. También compramos bananos, mini croissants, y galletitas para tener snacks. Y bueno Emi ya come de todo entonces comía con nosotros en los restaurantes, también le compramos una sopita de calabaza para tener en el apartamento y se la dimos de cena con pancito un día.

Sobre la rutina

Esto resulta relativamente sencillo pensando que en este viaje la rutina era brunch, siesta para Emi mientras caminábamos a algún lugar, ir a algún museo por mientras, luego almuerzo, caminar y caminar y caminar, otra siesta, cena y a dormir. Emi se dormía en el coche sin problema (amamos el Uppa Baby Cruz por esto, es súper cómodo).

Sí, a veces nos atrasábamos con la comida o con la siesta pero aunque es algo en lo que trabajo, procurábamos no estresarnos por cumplir con el horario al pie de la letra y la verdad que ella se adaptaba súper bien (igual siempre hay que llevar snacks a mano por si hay que esperar mucho para la próxima comida). Así que supongo que un Tip #10 podría ser contar con el coche de bebé, el que resulta más cómodo para él o ella, porque ahí va a dormir, va a pasear, va a comer ya que no en todos los lugares tienen silla para niños y en algunas emergencias, ahí la cambiamos (sí nos pasó en media calle en Madrid, la cambiamos en el coche en 5 segundos).

Diría que el último Tip es Confiar en que bebé se adapta. Como bien me dijo Alexia, “ellas nos sorprenden” y así es. Nos estresamos demasiado pensando en que la van a pasar mal, que se van a desesperar, que se van a cansar o aburrir, y la verdad que los bebés suelen adaptarse bien si hacemos las cosas bien planeadas y si nos relajamos y disfrutamos el viaje <3

Tips para el primer viaje largo con bebé

Foto por: Alexia Uriarte

Comments

comments